Licencia de animales peligrosos

¿Qué perros se consideran potencialmente peligrosos?

perros peligrosos

La Ley 50/1999 establece que hay ciertas razas de perros que son potencialmente peligrosas para la integridad de las personas, bien sea por sus características físicas o temperamentales. Y bueno, el hecho es que para ser dueño de uno de estos animales hay que tener una licencia específica y un seguro de responsabilidad civil acorde a la situación. Además, claro está, de tener que cumplir una serie de medidas para poder sacar a estas mascotas a la vía pública (bozal, correa, etc.).

¿Os gustaría saber cuáles son las razas de perros que regula la Ley? Son estas:

  • Pit Bull Terrier
  • Akita Inu (a pesar de su apariencia inocentona este perro de origen nipón está considerado de raza potencialmente peligrosa).
  • Rottweiler
  • Fila brasileño
  • Staffordshire Bull Terrier (una raza de pequeño porte pero fuerte musculatura y mandíbula).
  • American Staffodshire Terrier
  • Dogo argentino
  • Tosa Inu

Y aquí viene la pregunta que muchos se hacen: ¿solo son esas razas las que se consideran desde un punto de vista legal potencialmente peligrosas? ¡No! Para nada. Resulta que la ley que os comento más arriba también tiene efecto sobre los cruces entre estas razas o entre una de estas y otra que esté fuera del listado. De hecho, por si pudiera haber más dudas al respecto, la Ley en cuestión también da paso a que en esta categoría puedan entrar más casos; ya que hace una descripción específica que identifica a estas mascotas “peligrosas”.

Deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Los perros potencialmente peligrosos deben tener una musculatura fuerte y atlética.
  • Deben ser razas que ante el peligro o el miedo tomen de manera instintiva la decisión de atacar, defenderse o reaccionar violentamente.
  • Deben ser de pelo corto
  • El perímetro torácico debe ser superior a los 60 cm, la altura a los 50 cm y el peso a los 20 kg.
  • La cabeza debe ser voluminosa y las mandíbulas grandes y fuertes.
  • El cuello debe ser ancho, corto y musculoso.
  • Las extremidades delanteras deben ser robustas y rectas.

Eso sí, se considera que quedan fuera de esta catalogación los perros pertenecientes a los cuerpo de seguridad del Estado, los perros guía o los que han sido amaestrados por centros oficiales.

Consideraciones de las Comunidades Autónomas

Hay varias comunidades autónomas que tienen reglamentaciones propias que complementan a la Ley Nacional, ampliando el número de razas que se consideran potencialmente peligrosas.

En Galicia catalogan como tal a los Bullmastiff, Doberman, Dogo de Burdeos, Dogo del Tibet, Mastín Napolitano, Presa Canario y Presa Mallorquín. Algo parecido a lo que pasa en la Comunidad Valenciana, donde excluyen al Dogo del Tibet; en Cataluña, donde no cuentan al Dogo del Tibet y al Presa Mallorquín; o en Baleares, donde mantienen la misma reglamentación que en Cataluña.

En definitiva, si queréis tener una mascota de este tipo, tendréis que superar los siguientes pasos:

  • Aprobar un reconocimiento médico específico
  • Tramitar la licencia
  • Contratar un seguro de responsabilidad civil
  • Someter al perro a exhaustivos controles veterinarios regulares

One Comment

  1. en mi opinion,, no es simplemente la raza, sino como uno eduque al perro..
    pasa lo mismo con el ser humano, no importa la raza o color, sino la crianza.
    Hay muchos casos de perros de raza supuestamente peligrosa, pero super mansos por la crianza recibida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *