reconocimientos médicos

Reconocimiento médico para manejo de grúas fijas o móviles

reconocimiento medico para grúas

Dentro de los diversos oficios que os podéis encontrar en el sector de la construcción el de gruista es uno de los más interesantes (y de los más solicitados y remunerados, por cierto). Ahora bien, manejar una máquina de este tipo acarrea una serie de peligros nada desdeñables: movimiento de cargas pesadas, transporte de palets en altura, manejo de maquinaria costosa, etc. Y como os podréis imaginar esto hace que no cualquiera pueda desempeñar este oficio. De hecho hay licencias específicas para manejar grúas, sean fijas o móviles. ¿Os gustaría saber cómo es el reconocimiento médico para poder sacarse un permiso de este tipo?

Qué se evalúa en un reconocimiento médico para ser gruista

En el reconocimiento médico para ser gruista se pone un especial énfasis en la vista, pues como comprenderéis en este oficio es algo clave. Tendréis que hacer las típicas pruebas con el panel de caracteres situado a una cierta distancia, pero además se os harán otras para detectar si sois daltónicos y para comprobar que no tengais anomalías físicas en el globo ocupar que os impidan manejaros correctamente en tres dimensiones. Como comprenderéis un gruista debe ser capaz de discernir sin problema alguno si los objetos están delante o detrás de la carga.

Por otra parte se os harán una serie de pruebas auditivas, ya que si bien es cierto que este sentido no es tan importante en el oficio del gruista como puede serlo la visión, sigue siendo clave; entre otras cosas para poder comunicaros sin problema vía radio con los demás operarios que hay a pie de obra o para reaccionar rápido a las alertas de seguridad que puedan darse. Este tipo de pruebas varían de centro a centro, pero para que os hagáis una idea suelen consistir en la emisión de pitidos a diversas frecuencias por ambos canales auditivos empleando cascos o una cámara específica. La idea es que aviséis cuando percibáis el pitido (si, la misma prueba que se hace para sacarse el carnet B).

Otro de los puntos clave que mirarán los expertos en el reconocimiento médico es la orientación; imprescindible para poder mover cargas vía aérea. Aquí sucede algo parecido a lo que os comentaba con la capacidad de ver en tres dimensiones, pero enfocándonos más en el posicionamiento. La prueba podrá variar dependiendo de la provincia donde hagáis el reconocimiento.

Finalmente os toparéis con las pruebas psicológicas y de reflejos, dos puntos vitales para quienes se adentran en el manejo de grúas. En el primer caso os encontraréis con una serie de preguntas que evaluarán vuestro estado mental, además de que probablemente os pondrán una serie de diapositivas con efectos visuales para que digáis qué es lo que veis en ellas. En lo relativo a los reflejos lo más frecuente es emplear la misma máquina que se utiliza para los reconocimientos del carné B (nuevamente, sí): la de las bolitas que van por un camino serpenteado. La idea es que podáis dirigir una bola con cada mano a través de los controles. Si os salís de los límites del camino sonará un pitido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *